Splash
 

Al despertar al otro día de la nominada como "culiada bestial" ese supermacho no dejaba de sorprenderme, ya que observo que no había nadie, la casa era muy pequeña, estaba ese living comedor, al lado cocina y luego baño, las puertas cerradas con llave pero no encontraba a ese tipo, pero tampoco a mi ropa, oh problema! trate de calmarme, me fui al baño a darme una ducha después salgo envuelto en un toallon, me siento en el sofá cama un rato hasta que escucho que abren la puerta principal, ahí estaba el con su mirada fija, ven, me dice, yo un poco nervioso le pregunte donde estaba mi ropa, y el me responde que para que la quería y al llegar hacia el me agarra del cuello, y me dice que como se recibe a un macho cuando llega a casa? y me planto un beso, iba a decir algo y me dio otro, me tiro del toallon, me agarro de la cintura y comenzó a lamerme, acariciarme, se arrodillo me dio vuelta y me empezó a chupar la cola, se levanto me llevo hasta la cocina me puso el cuerpo pegado arriba de mesa, me separo las piernas, abrió mis nalgas y coloco la punta de su pene en mi ojete, me hecho algo sobre su pene y mi cola para lubricar mucho y otra ves ensartado por ese machazo culiador, casi desarmando la mesa me daba muy fuerte, su pelvis chasqueaba tan fuerte mis nalgas que yo gritaba de dolor por mis nalgas pero placer por lo que me producía en mi ano la culiadota! todo se hizo en goce profundo y yo ya adoraba ese machote de palo grueso, duro e incansable culiador, estaba anonadado, no podía creer lo que estaba viviendo, me hizo para atrás levanto mi cabeza me seguía dando mientras me preguntaba, te gusta puta! mientras yo contestaba a como podía entre gritos, me la saco y esta ves me puso en la mesa pero con la espalda en la mesa y mis piernas levantadas y mi culo casi afuera de la mesa que me lo levantaba en cada embestida, después me junto las piernas se subió a la mesa y me daba durísimo, yo pensé que me iba a partir por que al estar cerradas mis piernas y el arriba haciéndome presión con su cuerpo, era una cosa de locos lo que pase, al sacar su pija me la llevo a mi boca y me acabo, casi no llega, luego se salió fue al baño y me dijo que me lavara para el desayuno y que también había traído el almuerzo, al desayunar me dijo que podía quedarme unos días hasta que el se fuera, imagínense como llegue a mis pagos, le quedaban 5 días, pòr que si bien el me dijo que podía quedarme, no me dejaba ir, ese fue uno de los machos que cambio mi vida, ya que desde ahí cuento con unas cosas que antes no pedía, a pesar de haber tenido otras relaciones anteriores esta cuenta como la verdadera primera. Besos y espero que les guste mi relato.

yaniela

2015-11-11