Splash
 

Esta experiencia la pase en el campo, no importa el lugar, había ido a vacacionar con mi familia, salí a pasear solo y pasando por una finca de parrales había un pendejo que me decía veni, tengo muchas ganas de culiar, pasa por acá que hay pija!!!! dale puta, veni!!!! cuando siguió diciendo un montón de boludeces me acerque y empezó a correr entrando al parral, yo ya no lo seguí, solo me fui, al día siguiente en mi caminata volví a pasar por el lugar, esta ves no había nadie, pero a la vuelta ya estaba anocheciendo, al pasar por ahí, volví a encontrarme con este pendejo, que volvió a decir lo mismo y me decía que lo siguiera así me culiaria bien duro y también me puteaba, lo cual me hizo enojar y decidí alcanzarlo, me costaba correr por dentro del parral, ya que soy alto y este era petiso, cuando estaba por alcanzarlo o parece que me dejo alcanzarlo me caigo por una zancadilla, me levanto y veo que atrás había otro pendejo, y el de adelante le decía, aca esta el que vamos a culiar!!! buen culo, te trajiste, dejen de joder pendejos!!!! dije, pero ellos se reían y yo los trate de estúpidos, ahí fue cuando me cacheteo uno de ellos y ahí decidí enfrentarlos, tenían una destreza impresionante parece que sabían un tipo de arte marcial aparte cuando uno me agarro de la mano, enseguida me hizo arrodillar, y el otro me bajo el pantalón y me nalgueaba, ahí fue cuando el que me agarro de las manos se trepo a mi espalda haciéndome las manos atrás y diciendo que ya tenia a la yegua, caí hacia delante y el que quedo suelto se lanzo y subió a mis pies, me tenían maniatado, agarro una cuerda y ato mis manos y la otra punta de la cuerda mis pies, así empezó uno a y chupar y lamer mi cuello y el otro la cola, el que estaba detrás fue el primero, gracias a que no tenia una pija muy grande no me partió, por que cuando entro la cabeza me la clavo hasta el fondo y desde ahí me reventaba a pijasos y se turnaban para darme un rato cada uno , creo que me acabaron como tres veces cada uno , me lo llenaron, aparte que me insultaron mucho, en cierta forma me humillaron por que los dos eran mas chicos que yo, y me recontraculearon, por supuesto que se dieron cuenta que yo ya había sido culiado antes, cuando terminaron quede bastante cansado y me desataron y uno de ellos me dio un papel con un teléfono para que siguiéramos culiando en cuanto podamos, y encima me dijo, " se que te gusto puta así que llámame y así te doy pija por siempre que vengas por acá" Me gusto mucho pero tuve bastante miedo, Esta historia es un poco vieja en comparación a las otras, pero también me parece buena para contar, besos y espero les guste también. PD: por supuesto que lo llame, ja, ja!!!

yaniela

2016-01-28