Splash
 

Ailen

Estuve con esta terrible e infartante loba. Fue tan buena nuestra química que todo pareció una película porno por su alto voltaje y emociones tan fuertes, entrega total por parte de ambos, besos de lengua y abrazos a morir. La hice gozar tanto a tal punto que me pidió por favor que le rompa bien su espectacular culo, de parados frente al espejo, y así fue. Escuchar sus gemidos y gritos mientras le taladraba su colita es una cosa de locos y ni hablar después la turca que me hizo con sus enormes pechos para terminar tragándose toda la leche. Muy pero muy puta y súper recomendable. Volveré por más. Placer extremo asegurado.

Taladrex

2017-01-06